Todas las personas estamos en un constante intercambio energético. Este intercambio de energía lo hacemos de forma inconsciente con personas, situaciones, lugares. ¿Te ha sucedido que vas a un lugar y de pronto tu estado de animo cambia? ¿Alguna vez has estado con una persona y después te sientes irritable o cansada sin saber por qué?

La energía se puede fugar, contener o transformar. Es fundamental una decisión consciente de lo que quieres hacer con la energía que co-creas en cada situación. Piensa en que situaciones quisieras conscientemente dejar fugar esa energía del otro que no  te viene bien. O quizá que situaciones te generan una energía que te alimenta y quisieras integrar en ti.

Seguramente te estas preguntando, pero ¿como hago eso? El manejo de la energía es algo muy sútil y simple en realidad. Con el simple acto de poner tu intención de forma consciente y certera así sucede; es decir si pones la intención de solo observar y dejar pasar la energía que te genero cierta situación así sucederá.

Algo que a mi me ayuda con las personas es repetir internamente: “esa energía es tuya, lo tuyo es tuyo y lo mio es mío”; así puedes evitar engancharte con personas y situaciones que drenan tu energía.

Si en este momento pudieras valorar tu nivel de energía como alta, media o baja, ¿como sería?.

Hay una creencia colectiva en relación a que hay que estar en “alta energía” todo el tiempo. Y esto no es mas que una exigencia para cumplir con los patrones sociales y ritmo de vida. Sin embargo mi invitación va hacia que logres gestionar la energía que necesitas ante cada circunstancia. Por ejemplo, para dormir y descansar es necesario que la energía descienda y así podemos rendirnos al descanso, ¿te resuena congruente?

Si bien, el intercambio de energía con el mundo exterior también te puede ayudar a elevar tu energía, también es importante que sepas que tu puedes crear la energía que necesitas; y desde tu propia soberanía sepas como gestionar la energía para tu bienestar.

Así que aquí tienes algunas ideas para dar el primer paso hacia la gestión de tu energía.

Energía para DAR

La energía que te impulsa hacia el exterior, está relacionada con el flujo del DAR.

Necesaria para : Impulsar un proyecto, lograr una meta, festejar, disfrutar, compartir, influenciar, conectar con otros,

¿Como generarla?

Energía para RECIBIR

La energía que te invita a conectar con tu mundo interior y alimentarlo, esta relacionado con el flujo del recibir.

Necesaria para: Reflexionar, momentos de instrospección, aprender, escuchar, meditar, tener una conversación importante.

¿Cómo generarla?

Música o Sonidos: Elige algún estimulo auditivo que vaya generando un estado de mayor pausa y tranquilidad interna, puede ser alguna música meditativa, sonidos de la naturaleza o simplemente el silencio. Si te das la oportunidad de observar la reacción de tus cuerpos al estímulo auditivo descubrirás que tu respiración se va haciendo mas pausada, que te llegarán suspiros profundos e incluso que los músculos de tu cuerpo se relajan.

Contemplación: También conocida como “mindfulness”, es el acto de contemplar con total presencia tu entorno. Si es la primera vez que lo haces te recomiendo que inicies observando un objeto en particular y cada vez vayas ampliando tu campo de contemplación a escenarios mas grandes. Lo mas importante del acto de contemplación es que tengas una actitud curiosa y observes como si fuera la primera vez que lo haces, poniendo atención de cada detalle por minúsculo que sea. Imagina observar una flor, recorrer visualmente todos sus pétalos como si fuera la primera vez que ves una flor en tu vida. 

Energía para soltar 

La energía que te invita a la rendición y aceptación de lo que es. A soltar lo que fue y lo que no fue. 

Necesaria para: Descansar, perdonar, liberar, deshaogar, renovar.

¿Cómo generarla?

Liberación hacia la Tierra: Tírate sobre el piso, si es posible que lo hagas sobre el pasto o algún área verde mucho mejor. Suelta todo el peso de tu cuerpo sobre la tierra y deja que la tierra te sostenga. Pon la intención de liberar hacia la tierra todo aquello que no te ayuda en este momento, puede ser cansancio, estrés, emociones, pensamientos, incluso dolencias físicas. Experimenta la oportunidad de liberar y conectarte con la maravillosa capacidad que tiene la madre tierra de transformar la energía, todo aquello que liberes será transformado, así que deja las cargas y suéltalo! Es gratis!

Agua: El agua representa las emociones y tiene un grandes cualidades para limpiar. Crea un espacio de contacto con el agua en la regadera o en una tina y de forma consciente por la intención de permitir que el agua limpie y se lleve todo aquello que no necesitas en este momento.

Olores: Explora con tu sentido del olfato aquellos aromas que te ayudan a “bajar la guardia” y entrar en un estado de mayor disposición para relajarte o soltar. En cuanto a los aromas cada persona los percibe de forma diferente, pero un aroma universal que a la gran mayoría le brinda descanso y relajación es la lavanda. Explora y descubre cual es el mejor aroma para ti.

La sutileza de la energía es maravillosa, y lo que a mi me encanta es que entre mas exploro conmigo misma, mas cosas descubro a cerca de como gestionar mi energía. Ahora te invito a que tu explores y vayas decifrando que es lo que te viene mejor para cada situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.